Por Robert Joyce, paciente colaborador

Recientemente, escribí un artículo en mi blog que subrayaba lo que intento hacer para mantener los pies en la tierra y estar “normal” durante este período de incertidumbre y crisis. Con unas semanas más de distanciamiento social transcurridas y al menos otras cuatro semanas más por venir, agregué algunas actividades a mi “caja de herramientas para mantener la cordura”.

Tomar descansos para evitar el agotamiento

No subestimar el efecto que un período prolongado de estrés intenso puede tener en la capacidad de pensar claramente y comportarnos de manera segura. Ser un cuidador significa que no solo se cuidan a ustedes, por eso, deben tener un cuidado extra. Por ejemplo, la semana pasada, estaba hirviendo unas papas y me alejé, me distraje con otras cosas y, bueno, el resultado:

Seguro, todos cometemos errores, pero el costo de este error -si el incidente hubiese pasado a mayores- podría ser más grave ahora que durante épocas “normales”. Puse a mi familia, a mí y a la casa en riesgo. ¡Sin mencionar a las papas que quedaron apestosas e incomibles!

(Estoy feliz en informarles que la olla se recuperó completamente, aunque la esponja que utilicé para limpiarla se retiró para siempre).

Ahora, más que nunca, como cuidadores debemos encontrar formas de descansar, relajarnos y volver a cargar energía. Esto me resulta especialmente difícil porque solo es cuando tengo unos minutos para mí, que la intensidad de esta crisis mundial me golpea de verdad. Cuando estoy ocupado, no lo pienso demasiado.

Ahora es el momento

¿Cuántas veces en sus vidas desearon tener tiempo para encarar una pasión escondida?

“¡Tal vez escriba una obra o una novela!”

“¡Tal vez empiece a pintar o a aprender piano!”

“¡Siempre quise estudiar historia del antiguo Egipto!” Y así sucesivamente.

Ahora es el momento para hacer una de estas cosas. No fijen expectativas demasiado altas, solo busquen algo en que lo que sumergirse y háganlo. Sin importar qué eligen, asegúrense de elegir una actividad segura, no elijan escalada ni un set para trabajar la madera. No es el momento para tener accidentes.

Hay una variedad de riquezas incalculables en internet como cursos (muchos ahora son gratis), al igual que recursos de bibliotecas que pueden accederse en línea. No se sientan culpables, aprovéchenlos y dejen de lado las noticias, el virus y el estrés durante 30 minutos. Estoy tomando cursos para mejorar el alcance de mi escritura y haciendo publicidad para ayudar a algunos de los pequeños negocios locales en mi área para poder continuar.

Intentar mantenerse activo

Todos me dicen constantemente que haga ejercicio para liberar el estrés. No soy una persona particularmente activa, sin embargo, disfruto jugar al tenis y al golf, lo cual, tristemente, debido a las medidas de distanciamiento social, ahora es imposible. La orden para “Quedarse en Casa” en vigencia en el lugar que vivo en Estados Unidos tuvo un impacto mínimo en mi estilo de vida. Mi mujer, sin embargo, no puede asistir a sus sesiones de terapia física ni el terapeuta en el hogar puede visitarnos desde hace tres semanas.

Es un problema grave sin un final a la vista.

Por eso, la semana pasada, compré el mismo tipo de bicicleta de entrenamiento reclinada que mi mujer usa en la clínica. No fue barata, ni fácil de instalar, pero ahora puedo garantizar que ella puede hacer algunos ejercicios aeróbicos, y quien sabe, ¡yo también! Los momentos apremiantes requieren medidas urgentes, por eso, con la salud de mi mujer en riesgo, el gasto (y un poco de esfuerzo extra) absolutamente se compensa con el posible beneficio.

Explorar nuevas formas de medios sociales

Si tienen cuarenta o más, es muy probable que se sientan más cómodos con Facebook y Twitter como sus puntos de ingreso a los medios sociales. Tristemente, ambos están plagados de noticias de la pandemia global, crisis políticas y otros desastres.

Gracias a mi hija de 12 años, descubrí un medio social “alternativo”, en el que realmente ¡vuelan los pájaros sobre el arcoíris! YouTube ofrece incontables horas (y realmente es así, es imposible contarlas) de entretenimiento. Videos, que tal vez antes podría sentirme culpable por ver, pensando: “¿Por qué pierdo el tiempo con esto?”, o hubiera retado a mi hija: “Se te va a pudrir el cerebro”, pero ahora me divierten inmensamente.

Les recomiendo que busquen una guía para ayudarlos a navegar este particular reino de medios sociales, preferentemente un adolescente o veinteañero que pueda ayudarlos a evitar la verdadera basura a fin de que puedan disfrutar de la creatividad y energía sorprendentes que YouTube tiene para ofrecer.

Instagram y TikTok son un poco menos intimidantes, aunque no por eso menos abrumadores y confusos sin un tutor. En estos mundos se pueden rodear de las personas que admiran, que les brindan energía y les dan ánimo, que los hacen reír y que les recuerdan que el mundo está lleno de creatividad, amabilidad y humor.

Mi hija está cansada de escucharme decir lo sorprendido que estoy con el talento de una persona y las tonterías que están dispuestas a hacer para volverse populares en uno de estos canales. El aspecto del entretenimiento junto con un importante componente educativo hace que este tipo de universo de medios sociales sea mi lugar favorito para escaparme durante el distanciamiento social.

¡Manténganse separados y seguros!

_______________________________________ 

NPS-AR-NP-00450

IVAX Argentina S.A., miembro del Grupo Teva - todos los derechos reservados. Se prohíbe su copia o reproducción, total o parcial, por cualquier medio, de cualquier forma, manera o método. La información se ofrece solamente con carácter informativo y no debe ser tomada como consejo médico, terapéutico, diagnóstico, tratamiento o similar. La veracidad de la información, de los datos, el uso de citas, imágenes, entre otros, y los dichos, son responsabilidad exclusiva del autor, quien podría haber sido compensado por IVAX Argentina S.A. o cualquier empresa del Grupo Teva, ha redactado el material de manera libre e independiente, por lo que el mismo podría no expresar opinión o información de IVAX Argentina S.A. o las empresas pertenecientes al mismo grupo, no teniendo IVAX Argentina S.A., ni las empresas pertenecientes al mismo grupo, responsabilidad alguna. Igualmente, IVAX Argentina S.A. o cualquier empresa del Grupo Teva no revisan, controlan, influencian ni respaldan ningún contenido relacionado con los sitios web o redes sociales del autor. Ante cualquier duda consulte a su Médico.

Este contenido fue publicado originalmente por Teva en el sitio web Life Effects.