1. Testimonios que acompañan
  2. Todas las historias
  3. 5 pasos para abrirte con tus amigos cuando estás luchando contra el cáncer

5 pasos para abrirte con tus amigos cuando estás luchando contra el cáncer

dos mujeres abrazandose en un sillón
Getty Images: Wavebreakmedia

Cómo comunicarse después de un diagnóstico de cáncer. Anna Crollman comparte cómo aprendió a pedir ayuda a su comunidad después de su diagnóstico de cáncer.

Puede ser tentador dejar fuera a las personas cuando sentís dolor o tristeza después de un diagnóstico de cáncer. Podes sentirte a flor de piel y vulnerable. La idea de compartir estas emociones puede ser abrumadora.

Podrías minimizar tu dolor, la gravedad de tu diagnóstico y tratamiento, en lugar de abrirte. Podés fingir que estás “bien”. Pero, ¿cuánto tiempo podés seguir fingiendo? ¿Qué sucede cuando finaliza el tratamiento activo y te desmoronás un año después?

Puede que no tengas a nadie a quien recurrir si has mantenido distanciados a tus amigos. Las personas pueden tener dificultades para comprender la recuperación y la depresión que suelen surgir en la vida después del cáncer.

Proteger a tus amigos y familiares de tu tristeza puede parecer más fácil al principio, pero esto también podría llevar a una mayor sensación de aislamiento y tristeza en el futuro. Aprendí esta lección de mis propias batallas contra el cáncer y la depresión.

Permitir que las personas ingresen cuando uno tiene las emociones en carne viva puede ser aterrador. Por lo tanto, creo que es útil abrirse a los seres queridos en etapas.

Estos son mis consejos para proteger tu corazón y enseñarles a tus amigos cómo apoyarte durante este difícil período de tratamiento y posible depresión.

Tanteá el terreno

Comenzar despacio podría ayudarte a sentirte más cómodo al compartir tus sentimientos. Primero, intentá compartir un poco sobre el lado negativo de tu diagnóstico o tus sentimientos. Usá esto como una oportunidad para observar cómo reacciona cada persona.

Comencé por compartir lo difícil que había sido el camino del cáncer para mí al describir algunos de los efectos físicos. Descubrí que las personas podían relacionarse más con eso.

También usé metáforas para explicar el impacto a largo plazo que el cáncer tenía en mi vida y en mi estado mental. Una metáfora que me encanta es que: "el cáncer es un pasajero en tu auto", durante el tratamiento el cáncer va en el asiento del acompañante y tiene el control para tomar todas tus decisiones.
A medida que finaliza el tratamiento, el cáncer se traslada al asiento trasero y, con el tiempo, a medida que pasan los años, al baúl. Pero si frenás de pronto, el cáncer puede volver volando al asiento delantero y tomar el control.

Este enfoque para compartir con mis amigos y familiares menos abiertos emocionalmente me ayudó a tantear el terreno sin ser demasiado vulnerable. Descubrí que muchas personas te sorprenden y demuestran que pueden manejar el lado más difícil de tu experiencia.

Apoyate en eso. Recordá: una persona que te apoya quiere estar a tu lado incluso cuando estás triste. No sentirás presión para cambiar cómo te sentís si esa persona ofrece el apoyo adecuado.

Entrá preparado

No todos en tu vida tienen las herramientas para ser emocionalmente comprensivos. Eso no significa que no te amen, simplemente significa que pueden estar enfrentando sus propios desafíos emocionales o que pueden no tener las habilidades de la vida para soportar el peso de tus necesidades.

Reconocer esta realidad con anticipación puede ayudar a disminuir cualquier posible decepción de tu parte.

Sabía que algunos amigos que habían estado en mi vida por mucho tiempo no se destacarían en el apoyo emocional. Al principio, esto me decepcionó y me sentí deprimida, pero mi esposo me ayudó a encontrar tareas que podía asignarles, como organizar las comidas, compartir información sobre mi tratamiento o cuidar a mi perro. Estos trabajos específicos les permitieron demostrar que me cuidaban de otras maneras.

Así que no te rindas si alguien no está preparado para ser un apoyo emocional. Puede que este amigo no sea tu apoyo emocional, pero es posible que puedas confiar en él para otras necesidades como el cuidado de niños, mandados o transporte al tratamiento.

No te vayas por las ramas

Una vez que hayas descubierto a las personas que conforman tu sistema de apoyo, sé honesto. Recordá que tu enfermedad no sos vos.
Intentá no suavizar lo que estás pasando o lo que necesitás.
Tus amigos y familiares solo conocerán tus necesidades y la gravedad de la situación si vos se los informás.

Uno de mis amigos del trabajo también luchaba contra las enfermedades mentales. Ella se convirtió en mi salvavidas. Fui a su oficina, cerré la puerta y le dije que estaba tocando fondo y que simplemente necesitaba llorar.
Necesitaba que me dijeran que todo estaría bien y que lo superaría.
Ella fue mi roca durante este difícil momento.

Ayudalos a ayudarte

Los síntomas y el peso de la experiencia pueden ser difíciles de comprender.
Especialmente si tus amigos y familiares no han experimentado la depresión en primera persona o con un ser querido. Es posible que no comprendan cómo acompañarte.

Compartir tu experiencia personal, material de lectura sobre tu afección y otros recursos médicos con tus seres queridos ayuda a guiarlos y desarrolla sus habilidades de apoyo.

Mi esposo y yo sabíamos que recibiríamos muchas preguntas sobre el tratamiento y las actualizaciones. Creamos cuidadosamente un mensaje para amigos y familiares sobre lo que estaba pasando y cómo podían ayudar.
También mencionamos explícitamente lo que no era útil. Por ejemplo, odiaba hablar por teléfono, pero me encantaban los mensajes de texto y las cartas.
Al dejar mis deseos en claro para nuestros seres queridos, pudieron apoyarme de la manera exacta en la que necesitaba.

Dales herramientas

Pensá en lo que necesitás en este momento. Después, pedilo.

Tal vez quieras que alguien te escuche o sea un hombro en el que puedas llorar. Quizás solo quieras un poco de distracción o quizás no necesites que tus apoyos hagan nada más que ser conscientes y considerados.

Recordá que compartir depende completamente de vos. Hacelo según tus propios términos. Compartí tanto como desees.

No seas tímido al darles a las personas la oportunidad de acompañarte.
Puede dar como resultado una increíble expansión de tu sistema de apoyo durante tiempos difíciles.

NPS-AR-NP-00536


IVAX Argentina S.A., miembro del Grupo Teva - todos los derechos reservados. Se prohíbe su copia o reproducción, total o parcial, por cualquier medio, de cualquier forma, manera o método. La información se ofrece solamente con carácter informativo y no debe ser tomada como consejo médico, terapéutico, diagnóstico, tratamiento o similar. La veracidad de la información, de los datos, el uso de citas, imágenes, entre otros, y los dichos, son responsabilidad exclusiva del autor, quien podría haber sido compensado por IVAX Argentina S.A. o cualquier empresa del Grupo Teva, ha redactado el material de manera libre e independiente, por lo que el mismo podría no expresar opinión o información de IVAX Argentina S.A. o las empresas pertenecientes al mismo grupo, no teniendo IVAX Argentina S.A., ni las empresas pertenecientes al mismo grupo, responsabilidad alguna. Igualmente, IVAX Argentina S.A. o cualquier empresa del Grupo Teva no revisan, controlan, influencian ni respaldan ningún contenido relacionado con los sitios web o redes sociales del autor. Ante cualquier duda consulte a su Médico.

Este contenido fue publicado originalmente por Teva en el sitio web Life Effects

Encontré este artículo:

Comparte este artículo:


Usted también puede estar interesado en...

hombre y niño en la cocina lavando zanahorias

Lo que quiero que mis seres queridos entiendan sobre la migraña

Artículos de Jaime Sanders
Leer más
hombre y mujer con ropa de ejercicio caminando en un parque

5 recomendaciones para sobrellevar la fatiga durante los tratamientos contra el cáncer

Artículos de Todd Seals
Leer más
Dos personas tomandose la mano frente al atardecer

Cómo reavivé la intimidad en mi matrimonio a pesar del cáncer de próstata

Artículos de Todd Seals
Leer más