testimonios que acompañan
Getty Images / hapecharge

Cómo reavivé la intimidad en mi matrimonio a pesar del cáncer de próstata

Por:  Todd Seals
 

Independientemente del diagnóstico o pronóstico, el cáncer de próstata cambia a un hombre.

Los tratamientos para el cáncer de próstata pueden tener un efecto negativo en la vida romántica de las personas. El aumento de peso, la fatiga y la depresión son problemas graves para muchos pacientes con cáncer de próstata.

En mi opinión, la pérdida que duele más que todas es la de la intimidad.

Con total sinceridad, me costó escribir este artículo. Estaba preocupado por el contenido, quería que fuera fáctico y real.

Investigué datos clínicos y leí sobre estadísticas. Sin embargo, nada ayudó.

Los problemas de intimidad no se pueden explicar con datos y estadísticas. La intimidad es del corazón.

Entonces, decidí que simplemente compartir mi historia era la mejor manera de ayudar a otros hombres.

El inicio de una relación y un diagnóstico de cáncer.

Conocí a mi esposa 6 meses antes de mi diagnóstico. Estaba enfermo en ese momento, pero aún no lo sabía.

Soy guitarrista y vocalista principal en una banda de club en el Noroeste del Pacífico. Mandy vino a escucharnos durante el fin de semana de mi cumpleaños número 42 y hemos estado juntos desde entonces.

No creemos en el amor a primera vista. Nosotros fuimos lento, pero no nos tomó mucho tiempo darnos cuenta de que preferíamos pasar el tiempo juntos más que con cualquier otra persona.

Nuestra amistad se convirtió en algo mucho más profundo. Nos enamoramos perdidamente y a medida que nuestro amor creció, también lo hizo nuestra pasión.

Fueron 6 meses maravillosos.

No sabía mucho sobre el cáncer de próstata, excepto que mi abuelo lo tuvo. Creo que pensaba que era una enfermedad de ancianos.

El abuelo me contó que un diagnóstico de cáncer de próstata significó el fin de la intimidad física, pero, de todas formas, me molestaba pensar en el abuelo y la abuela de esa manera.

Me diagnosticaron cáncer terminal en junio de 2006. Los médicos me dijeron que nunca me curaría y que la cirugía y la radiación no eran opciones.

La única opción de tratamiento disponible para mí fue la privación de andrógenos, que funciona mediante la reducción de la cantidad de testosterona producida en los testículos. 

Los niveles más bajos de testosterona pueden causar una serie de efectos en el cuerpo, incluidos; sofocos, aumento de peso, cambios en el estado de ánimo y disminución de la libido.

Amaba a Mandy, pero después del diagnóstico le dije que debíamos terminar nuestra relación. Intenté explicarle cómo cambiarían las cosas, pero no le importaba, ella me amaba.

Los estragos de los tratamientos hormonales.

Recibí mi primera inyección supresora de testosterona el día de mi diagnóstico. Tuve mis primeros síntomas en una semana.

Tenía sofocos, comencé a perder cabello en el torso, mi libido comenzó a desvanecerse y la disfunción eréctil se aproximaba.

La testosterona desempeña un papel importante en el cuerpo masculino. Es por eso que la mayoría de los hombres tienen huesos más gruesos y mayor masa muscular que las mujeres.

Es responsable de la producción del vello facial y del esperma, y también es la fuerza impulsora detrás de la libido fuerte de la mayoría de los hombres

Mandy y yo estábamos decididos a no dejar que la intimidad física muriera a pesar de mi diagnóstico y mis tratamientos.

Probamos de todo, pero ninguno de los medicamentos recetados funcionó para nosotros. Parece que tenés que tener libido para que funcionen.

Cada fracaso que experimentamos se convirtió en un ladrillo en la pared que se estaba construyendo entre nosotros. Finalmente, ni siquiera quería intentarlo.

La intimidad estaba muriendo.

Afortunadamente, tuvimos algunos éxitos durante ese primer año. Nos dieron esperanza y nos mantuvieron en marcha.

Mandy se casó conmigo un año después de mi diagnóstico. Dijo que la falta de intimidad no le molestaba. Pero con el tiempo, se dio cuenta de que se estaba mintiendo a sí misma.

Por la noche lloraba mientras dormía. Podía ver el dolor en sus ojos cuando me miraba. Ella me amaba pero por dentro se sentía poco atractiva, indeseada e innecesaria.

Tropezar hacia una solución.

Finalmente encontramos un medicamento que funcionó unos años después de nuestro matrimonio.

No era una solución perfecta, pero era un comienzo.

Era mecánico, pero al menos podíamos compartir amor físico entre nosotros.

Tomamos nuestras primeras vacaciones reales en 2012, 6 años después de mi diagnóstico. Estábamos muy entusiasmados de pasar 7 días juntos en el Caribe y se suponía que era una escapada romántica.

De alguna manera, en la emoción de salir de casa, olvidé empacar el medicamento que me ayudaba.

Amanda estaba molesta, pero decidimos sacar el máximo provecho de la situación.

Una noche, mientras caminamos por la cubierta mirando hacia el océano, me sentí abrumado por el amor que sentía por esta increíble mujer.

Estaba lleno de deseo y tuvimos una noche maravillosa juntos.

Mandy y yo ya no necesitamos medicamentos.

Han pasado 7 años.

¿Qué sucedió? ¿Qué ha cambiado?

No tengo una respuesta definitiva sobre lo que cambió esa noche.

Todo lo que realmente tengo son teorías y especulaciones.

La semana pasada me hicieron algunos análisis de sangre y mi nivel de testosterona es indetectable. Sin embargo, aún tengo libido y función sexual.

Lo que pienso: Hace siete años, dejé de pensarlo y me enfoqué en lo profundamente que amo a mi esposa. Dejé de preocuparme por si mi cuerpo iba a funcionar.

Al enfocarnos en el amor emocional, en lugar del amor físico, de alguna manera experimentamos ambos.

Ha sido así desde entonces.

Las cosas no son perfectas entre nosotros y la intimidad física aún no es lo que deseamos que sea. Pero el amor que sentimos el uno por el otro la compensa ampliamente.

Si podemos hacerlo, estoy seguro de que los demás también pueden hacerlo.

No existe una sola solución que funcione para todas las personas.

Es posible que los medicamentos funcionen para algunos hombres. Otros hombres pueden descubrir que la intimidad es gratificante en otras formas.

Escribí este artículo para dar esperanza a otras parejas de que pueden restaurar la intimidad física en su relación a pesar del cáncer de próstata.

Para obtener más información sobre cómo manejar un diagnóstico de cáncer, comunícate con tu médico o equipo de cuidados de salud.

________________________________________________

Fuentes:

________________________________________________

NPS-AR-NP-00545

IVAX Argentina S.A., miembro del Grupo Teva - todos los derechos reservados. Se prohíbe su copia o reproducción, total o parcial, por cualquier medio, de cualquier forma, manera o método. La información se ofrece solamente con carácter informativo y no debe ser tomada como consejo médico, terapéutico, diagnóstico, tratamiento o similar. La veracidad de la información, de los datos, el uso de citas, imágenes, entre otros, y los dichos, son responsabilidad exclusiva del autor, quien podría haber sido compensado por IVAX Argentina S.A. o cualquier empresa del Grupo Teva, ha redactado el material de manera libre e independiente, por lo que el mismo podría no expresar opinión o información de IVAX Argentina S.A. o las empresas pertenecientes al mismo grupo, no teniendo IVAX Argentina S.A., ni las empresas pertenecientes al mismo grupo, responsabilidad alguna. Igualmente, IVAX Argentina S.A. o cualquier empresa del Grupo Teva no revisan, controlan, influencian ni respaldan ningún contenido relacionado con los sitios web o redes sociales del autor. Ante cualquier duda consulte a su Médico.

Este contenido fue publicado originalmente por Teva en el sitio web Life Effects.

Encontré este artículo:

Compartir esta página: